Bukowski

Caballo ardiendo

traed, traed
cosas concretas
como un caballo ardiendo.

Dijo *Ezra
escríbelo
de tal forma que un hombre en la Costa Oeste de
Africka pueda
entenderlo;
y él se puso a escribir los Cantos,
llenos de lenguas muertas,
recortes de periódicos
y escenas de amor de *Santa Liz;
traed, traed
cosas concretas: luz de pájaro,
el terror de un ratón,
brazos de yerba, grandes cabezas de piedra;
y al leer el Canto 90
bajo el periódico,
Ez lo hizo, (sus ojos estaban húmedos)
y le dijo a ella…
entre los más grandes poemas de amor
jamás escritos

Ezra, hay muchas clases de traidores,
de los cuales
los políticos son los de menos importancia,
pero la auto-alabanza,
en poesía y en el amor,
ha dejado en evidencia a más necios
que a rebeldes.

charles Bukowski

*Ezra: se refiere a Ezra Pound (poeta y ensayista)
*Saint Elizabeth: hospital psiquiátrico en EE. UU

Del libro, Madrigales de la pensión

**

Anuncios

AL CONTEMPLAR UN VIEJO CUADRO SOBRE LA VIEJA GUERRA CIVIL CON MI AMOR

el cañonero está muerto;
y toda la tropa;

el presumido tamborilero,
más mudo que las tumbas,
yace en una red roja;

y bajo las hojas los insectos mueven sus antenas
decidiendo qué dirección tomar,
bajo el fresco paraguas de la descomposición;

el viento riela como fina agua
y hurga bajo las ropas,
cribando y apesadumbrado;

…ropa cargada con pesados huesos
en una somnolencia de mediodía,
como si se tratara de hombres que habiendo sido descendidos por escaleras de mano ahora __yacieran descansadamente;

sin embargo, hace una hora
la sombra del árbol y la sombra del hombre
delineaban sus perfiles al sol-

y ahora, ni un solo hombre entre ellos
sabe explicar la razón
que les llevo a la nada;

y, sobre todo, pienso en una mujer, en algún sitio lejano
que ordena jarras importantes en algún estante de segunda fila
mientras entona una seca y soleada melodía.

Charles Bukowski

Del libro, Madrigales de la pensión
Traducción de José María Moreno Carrascal

**

scarlet

me alegra
verlas llegar
oír
el sonido de sus tacones
aproximándose a mi puerta

la felicidad
me inunda
cuando se despiden
y
el repiqueteo
de los tacones
se pierde
en la distancia

soy
un hombre feliz haciendo el amor
preocupándome por ellas

la alegría
no me abandona
si todo termina

y
considerando
la inagotable sucesión
de principios y finales
hallarás en mí
a un hombre satisfecho
de la propia vida

los gatos caminan
en pequeños círculos

la tierra gira
alrededor del sol

el teléfono suena

“¡hola!
¿cómo estás?”

es
la
pelirroja

“muy bien
vente a casa”
contesto

cuelgo
pensando
si
la vida
se
reduce
a
esto

voy
al baño

cago
lentamente

me afeito
me ducho
me perfumo
me visto

saco
la basura
las botellas vacías
—muchas—

espero
en mi sillón
preferido

la música
de los tacones
vibra en el aire
trae a la memoria
la imagen
de un batallón
de infantería
rodeándome
me pregunto:
“¿podré vencer?”

es
ella
scarlet

la llave de la cocina
continúa goteando
debo cambiar el empaque

mañana
me ocuparé
de eso

Charles Bukowski

Del libro Una de las más ardientes y otros poemas
Traducción de Esteban Moore

**