poemas

artista

de repente soy pintor.
una chica de Galveston me da
50$ por la pintura de un hombre
que flota en un cielo ensombrecido
con una chocolatina en la mano.

luego un joven de barba negra
se acerca
y le vendo tres por 80$.
le gustan las pinturas cañeras*
en las que escribo
“dispara mierda” o “EL ARTE SUVLIME ES
PURA MIERDA, COMPRA TACOS”.

puedo pintar un cuadro en 5 minutos.
uso acrílicos, pinto directamente con
el tubo.
hago el lado izquierdo del cuadro
primero con la mano izquierda y luego
termino el lado derecho con la
mano derecha.

ahora el hombre de barba negra
vuelve con un amigo con el pelo
de punta y traen una chica
rubia con ellos.
barba negra sigue siendo un pringao*:
le vendo un cacho de mierda –
un perro naranja con la palabra
“PERRO” escrita en el costado.

pelo pincho* quiere tres cuadros
por los que pido 70$.
no tiene el dinero.
me quedo los cuadros pero
promete enviarme una
chica llamada Judy
con liguero y tacones altos.
ya le ha hablado de mí:
“un escritor de fama mundial”, le dijo
y ella dijo, “¡ay, no!” y se subió
el vestido hasta la cabeza.
“eso quiero”, le digo.

luego regatearemos las condiciones
yo quería hacerle el amor primero
y la mamada después,
“¿y qué tal la mamada primero y
hacer el amor después?”, pregunto.

“eso no funciona”, dije
yo.

y nos pusimos de acuerdo:
Judy se pasaría y
luego
yo le daría a ella los
3 cuadros.
así que fíjense:
vuelta al sistema de trueque,
la única forma de ganarle a
la inflación.

no obstante,
me gustaría
fundar el Movimiento de Liberación Masculina:
quiero que una mujer me dé a mí 3 de sus
cuadros después de haberle
hecho el amor,
y si no sabe pintar
puede dejarme
unos pendientes de oro
o tal vez un pedazo de oreja
en memoria de alguien que
sí sabía.

Charles Bukowski

Del libro, El amor es un perro del infierno
Poemas 1974-1977
Traducción de Ciro Arbós

*Cañeras: Argot. Ruidoso. (pinturas ruidosas).
*Pringao: persona ingenua, incauta, que se deja
engañar fácilmente.
*Pincho: se refiere al amigo con el pelo de punta.

*

Anuncios

Salmodia*, sin gracia ni ritmo

Sé muchas cosas alrededor
de mí. Sé que yo no me visto
de crepúsculos para dormir. Añoro
esas viejas andanzas de tanto
vate* insigne*. Más sin embargo
sólo me pongo la piyama
y un par de medias en los pies.
Tampoco veo cosas misteriosas,
ni las intuyo, ni me importan.
Me basta con que el cielo siga
todos los días, sin más perendengues,
y que tus caricias sean eso
y no vehículos para llegar
a las esferas celestiales. Juro
que Dios, Libertad y otros no son más
que la estupidez, diaria de tener
que vivir cansada y de no llegar
a conocerlos nunca, que son palabras
con mayúscula y objeto
de gente sin oficio. Y cómo no,
reconozco que me gusta el aguardiente
y no los néctares sagrados.
Después de todo,
malvivo mi vida, como usted.

María Mercedes Carranza

Del libro, VAINAS Y OTROS POEMAS
1968-1972

*Salmodia: música con que se acompañan los salmos.
*Vate: poeta, adivino.
*Insigne: celebre, famoso.

*