Valter Hugo Mae

la virginidad de madalena

de noveno, escuela secundaria josé régio, vila do conde, ochenta y siete

no te levantes la falda mientras te observo
sería demasiado peligroso si se
me hiciera imposible resistirte

ya he visto el modo en que
pasas por la calle echándole ojo a
la ventana de mi ansioso cuarto

ya tengo la sospecha de que, ansiosa,
quieres que tu cuerpo acontezca
esplendorosamente junto al mío

y tan solo no te he tocado todavía
porque me seduce la cercanía de la
primavera y la idea de esperar

conozco un campo repleto de
flores, era allá que te quería desnuda,
la falda en el suelo para que no te ensucies

y dios quiera que no sepas casi nada,
pues más me gustaría poder enseñarte
cosas pequeñas que te parezcan descomunales.

Valter Hugo Mae

la virginidad de amélia

de primer año, derecho, univ. moderna, oporto, noventa

acepta este libro, diría, más bonito
que los otros, encontrarás en él
imágenes, sí, imágenes que quizá te
sorprendan. pero no te asustes
repara en la naturaleza de las cosas, en cómo
es tan común tropezarnos con estas ideas
y tal vez entiendas

hay una pornografía erudita hecha
para personas como nosotros. una cosa así entre
el querer hacer, la aflicción espiritual
y el amor eterno

ven acá después. te juro que a las
cinco en punto de la tarde no hay nadie
en la casa de mis padres

Valter Hugo mae

modo de amar

prometo serte fiel si me lo fueres
también. no es muy seguro que me lo llegues a
ser. por eso, desde ya te lo perdono

prefiero empezar así para el resto de la
vida. así, con los ojos abiertos a la
frustración y tal vez a la vulnerabilidad

no estoy previendo nada concreto, créeme,
no tengo ojos para otras chicas,
solo lo digo así porque es verdad

que tarde o temprano hemos de encontrar
en los otros motivos de inusitado
interés. y por lo tanto, digo,

más vale que acordemos un amor
que se sobreponga al futuro, un amor, pues,
que tenga conocimiento del futuro

y no esperar más nada, sino la
verdad. la decadente verdad que
llegará apenas después de los primeros besos

Valter Hugo Mae

*