Alí Calderón

III

Ni siquiera una catedral barroca
tiene tantos
tan maravillosos encantos
como tiene Lesbia
bajo su delicada blusa.

Alí Calderón

*

Anuncios