sexo

FANTASMAGORÍA

El amor nace y muere
dentro del pecho,
habita en los cuadernos,
en las sábanas manchadas de sexo,
en la primera luz del día.
Sale a las calles
a gritar
con nombre propio
auxilio,
ayuda,
amor;
pero siempre regresa
como un hijo pródigo
y te espera
al final del pasillo
para pedirte explicaciones
o en su defecto
perdón.

Lena Carrilero

*

scarlet

me alegra
verlas llegar
oír
el sonido de sus tacones
aproximándose a mi puerta

la felicidad
me inunda
cuando se despiden
y
el repiqueteo
de los tacones
se pierde
en la distancia

soy
un hombre feliz haciendo el amor
preocupándome por ellas

la alegría
no me abandona
si todo termina

y
considerando
la inagotable sucesión
de principios y finales
hallarás en mí
a un hombre satisfecho
de la propia vida

los gatos caminan
en pequeños círculos

la tierra gira
alrededor del sol

el teléfono suena

“¡hola!
¿cómo estás?”

es
la
pelirroja

“muy bien
vente a casa”
contesto

cuelgo
pensando
si
la vida
se
reduce
a
esto

voy
al baño

cago
lentamente

me afeito
me ducho
me perfumo
me visto

saco
la basura
las botellas vacías
—muchas—

espero
en mi sillón
preferido

la música
de los tacones
vibra en el aire
trae a la memoria
la imagen
de un batallón
de infantería
rodeándome
me pregunto:
“¿podré vencer?”

es
ella
scarlet

la llave de la cocina
continúa goteando
debo cambiar el empaque

mañana
me ocuparé
de eso

Charles Bukowski

Del libro Una de las más ardientes y otros poemas
Traducción de Esteban Moore

**

Para leer en forma interrogativa

Has visto
verdaderamente has visto
la nieve los astros los pasos afelpados de la brisa.
Has tocado
de verdad has tocado
el plato el pan la cara de esa mujer que tanto amas.
Has vivido
como un golpe en la frente
el instante el jadeo la caída la fuga.
Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos tus manos tu sexo tu blando corazón
había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.

Julio Cortázar