mercedes

Maldición

Te perseguiré por los siglos de los siglos.

No dejaré piedra sin remover
Ni mis ojos horizonte sin mirar.

Donde quiera que mi voz hable
Llegará sin perdón a tu oído
Y mis pasos estarán siempre
Dentro del laberinto que tracen los tuyos.

Se sucederán millones de amaneceres y de ocasos,
Resucitarán los muertos y volverán a morir
Y allí donde tú estés:
Polvo, luna, nada, te he de encontrar.

María mercedes Carranza

*

Patas arriba con la vida

                                             Sé que voy a morir porque no amo ya nada.
                                            Manuel Machado

Moriré mortal,
es decir habiendo pasado
por este mundo
sin romperlo ni mancharlo.
No inventé ningún vicio,
pero gocé de todas las virtudes:
arrendé mi alma
a la hipocresía: he traficado
con las palabras,
con los gestos, con el silencio;
cedí a la mentira:
he esperado la esperanza,
he amado el amor,
y hasta algún día pronuncié
la palabra Patria;
acepté el engaño:
he sido madre, ciudadana,
hija de familia, amiga,
compañera, amante.
Creí en la verdad:
dos y dos son cuatro,
María Mercedes debe nacer,
crecer, reproducirse y morir
y en esas estoy.
Soy un dechado del siglo XX.
Y cuando el miedo llega
me voy a ver televisión
para dialogar con mis mentiras.

María Mercedes Carranza

María Mercedes Carranza

Bogotá, 1945-2003. Se licenció en Filosofía y letras en la Universidad de los Andes. Por años ejerció el periodismo. En ese campo dirigió el suplemento literario del periodico El sigo de Bogotá e hizo una selección de textos de la revista cultural del diario El pueblo de Cali que publicó el Instituto Colombiano de Cultura en 1976, presentada por su director, Fernando Garavito, como “una decidida, definitiva mirada a los problemas colombianos, a su realidad, por quienes disponen de la capacidad suficiente para analizarla”, y también fue jefe de redacción del semanario Nueva Frontera, de Carlos Lleras Restrepo.

Desde su fundación, fue directora de la Casa de Poesía Silva en Bogotá, hasta el día de su muerte.

Algunos de sus mejores libros de poesía son: Tengo miedo, 1982; Hola soledad, 1987 y El canto de las moscas -versión de los acontecimientos-, publicado por la revista de poesía Golpe de dados, en 1997.

La “Blioteca Sibila” de España publicó en 2010 su Poesía completa.

Biografia: Poetas Colombianos, editorial La otra y Universidad Nacional Autonoma de Nuevo León.