coche

allí dentro

Si algún lugar se merece un homenaje son los asientos de atrás de un coche. Allí, en ese pequeño rectángulo de gomaespuma forrada, encontraron refugio una infinidad de amantes antes de que fuera posible disponer de un colchón. Allí dentro se encontraron jóvenes inexpertos repitiendo una y otra vez esas noches que no se pueden repetir. Allí se dijeron las palabras más bellas y se desbordaron las caricias de las manos. Allí dentro el amor fue fabricando el vaho de las ventanas y unos dedos torpes aprendieron a desabrochar un sostén en la oscuridad. Allí dentro se alejaban de las luces de la ciudad, fuera de las líneas trazadas por los edificios hacia esos lugares que no aparecen en los mapas de los callejeros, buscando un trozo de cielo. Allí dentro también encontramos refugio tú y yo y allí dentro comprendí que el paraíso consistía en un Ford Escort y unos hombros de mujer.

Marwan

*

Anuncios

chicas con pantimedias

colegialas con pantimedias
sentadas en la parada del autobús
que parecen cansadas a los 13
con los labios pintados de frambuesa.
hace calor al sol
y el día en el colegio ha sido
aburrido, y volver a casa es
aburrido, y
yo paso por delante en coche
escudriñando sus tibias piernas.
ellas desvían la
mirada-
han sido prevenidas
contra los viejos machos desalmados y
salidos; no están dispuestas
a ofrecerse sin más.
pero también es aburrido
esperar a que pasen los minutos en
la parada y los años en
casa, y los libros que
llevan son aburridos y la comida
que comen es aburrida, e incluso
los viejos machos desalmados y salidos
son aburridos.
las chicas con pantimedias esperan,
esperan el tiempo y l momento
adecuados, y entonces se pondrán en marcha
y entonces conquistarán.

yo paso en mi coche
mirando furtivamente sus piernas
feliz porque nunca seré
parte de su cielo ni de
su infierno. ¡pero ese carmín
escarlata en esas tristes bocas
expectantes! sería agradable
besar cada boca una vez, plenamente,
y luego devolvérsela.
pero el autobús se
las llevara primero.

Charles Bukowski

Del libro, El amor es un perro del infierno
poemas 1974-1977, traducción de Ciro Arbós

*