MAPA

Plano como la mesa
sobre la que se extiende.
Bajo él nada se mueve
ni busca una salida.
Sobre él mi humano aliento
no crea remolinos de aire
y deja en paz
toda su superficie.

Sus llanuras y valles siempre son verdes,
sus mesetas y montes, amarillos y ocres,
y los mares y océanos de un azul amigable
en sus desgarradas orillas.

Aquí todo es pequeño, cercano y accesible.
Puedo con el filo de la uña aplastar los volcanes,
acariciar los polos sin gruesos guantes;
puedo con una mirada
abarcar cualquier desierto
junto a un río que está justo ahí al lado.

Las selvas están marcadas con algunos arbolitos
entre los que sería difícil perderse.

Al este y al oeste,
sobre y bajo el ecuador,
un espacio sembrado de un silencio absoluto
y en cada oscura semilla
hay gente viviendo tan tranquila.
Fosas comunes y ruinas inesperadas,
de eso nada en esta imagen.

Las fronteras de los países son apenas visibles,
como si dudaran si ser o no ser.

Me gustan los mapas porque mienten.
Porque no dejan paso a la cruda verdad.
Porque magnánimos y con humor bonachón
me despliegan en la mesa un mundo
no de este mundo.

Wislawa Szymborska

Del libro: Y Hasta aquí
Traducción: Abel Murcia y Gerardo Beltran
__________________________________________

Poema en Polaco

Plaska jak stól,
na którym polozona.
Nic sie pod nia nie rusza
i ujscia sobie nie szuka.
Nad nia – mój ludzki oddech
nie tworzy wirów powietrza
i cala jej powierzchnie
zostawia w spokoju.

Jej niziny, loliny zawsze sa zielone,
wyzyny, gory, zolte i brazowe,
a morza, oceany to przyjazny blekit
przy rozdzieranych brzegach.

Wszystko tu make, dostepne i bliskie.
moge koncem pznokcia przyciskac wulkany,
bieguny glaskac bez grubych rekawic,
moge jednym spojrzeniem
orgarnac kazda pustynie
razen z obecna tuz tuz obok rzeka.
Puszcze sa oznaczone kilkoma drzewkami,
miedzy ktorymi trudno by zabladzic.

Na wschodzie i zachodzie
nad i pod równikiem –
cisza jak makiem zasial,
Aaw kaidym czarnym ziarnku
zyja sobie ludzie.
Groby masowe i nagle ruiny
to nie na tym obrazku.

Grnice krajów sa ledwie widoczne,
jakby wahaly sie – czy byc czy nie byc.

Lubie mapy, bo klamia.
Bo nie daja dostepu napastliwej prawdzie.
Bo wielkodusznie, z poczciwym humorem
rozposcieraja mi na stole swiat
nie a tego swiata.

Wislawa Szymborska

Anuncios