Amor guau guau

aquí las cosas están difíciles pero
casi siempre están difíciles.
básicamente estoy tratando de llevarme bien
con las hembras. cuando
las conoces sus ojos
rezuman comprensión; las risas abundan
como pulgas marinas.
después, Dios,
el tiempo sigue con su tintín y
la cosa hace aguas.
te empiezan a BOMBARDEAR con EXIGENCIAS.
y, de hecho, lo que
exigen va en esencia contra lo que
tú eres o podrías ser.
lo más raro es cuando de pronto
descubres que nunca han
leído nada de lo que has escrito,
que en realidad no lo han leído en
absoluto. o peor, si lo han leído,
¡han venido a SALVARTE!
lo cual significa principalmente
querer que te comportes como todo el
mundo y seas igual que ellas
y sus amigos. entretanto te han chupado
la sangre y envuelto
en un millón de telarañas, y
siendo más o menos una
persona sensible no puedes
sino recordar su
lado bueno o el lado
que al principio parecía ser bueno.
y así te encuentras
solo en tu
dormitorio con retortijón de
tripas y diciendo, ay, mierda
no, otra vez no.

tendríamos que habérnoslo figurado.
tal vez queríamos el caramelo
de la suerte. tal vez teníamos
fe. qué basura.
teníamos fe como los perros
tiene fe.

Charles Bukowski

*

Anuncios