espacio de reposo

Tienes que tenerlo o las paredes se te vienen
encima.
tienes que renunciar a todo, tirarlo por
la borda, todo por la borda.
tienes que mirar lo que miras
o pensar lo que piensas
o hacer lo que haces
o
no haces
sin considerar el beneficio
personal
sin aceptar directrices.

la gente está desgastada de
bregar,
se refugia en el hábito
cotidiano.
sus desvelos son los desvelos
del rebaño.

pocos tienen la capacidad de quedarse
observando un zapato viejo
diez minutos
o de pensar cosas extrañas
como quien inventó el
pomo de las puertas.

se vuelven pasmarotes
porque son incapaces de
reposarse
deshacerse
desenredarse
dejar de ver
desaprender
tomar distancia.
escucha su risa
falsa, y luego
aléjate.

Charles Bukowski
*

Anuncios