Un truco para atenuar nuestra herida

prácticamente hablando
las grandes palabras de los grandes hombres
no son tan grandes

ni las grandes naciones ni las grandes bellezas
dejan nada más que restos
de fama que lentamente
serán reducidos a polvo

ni las grandes guerras parecen tan grandes,
ni los grandes poemas
ni las leyendas primigenias

incluso las muertes tristes
no son ahora tan tristes,
y el fracaso no fue nada más
que un truco
para que pudiéramos ir tirando

y la fama y el amor
nada más que un truco para atenuar nuestra herida

y así como el fuego se hace ceniza y el acero
moho, así nos hacemos
sabios
y después
no tan sabios

y nos sentamos en sillas
leyendo viejos mapas,
guerras acabadas, amores acabados, vidas acabadas

y un niño juega ante nosotros como un mono
y damos unos golpecitos con la pipa y bostezamos,
cerramos los ojos y dormimos.

las palabras bonitas
como las mujeres bonitas
se arrugan y mueren.

Charles Bukowski

*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s