A MI PROPIO POEMA

En el mejor de los casos
serás, mi querido poema, atentamente leído,
comentado y recordado.

En el peor de los casos
sólo leído.

Hay una tercera posibilidad:
aunque escrito,
un instante después arrojado a la papelera.

Puedes optar aún por utilizar una cuarta salida:
desaparecer no escrito
ronroneando satisfecho algo para tus adentros.

Wislawa Szymborska

Del libro: Y Hasta aquí
Traducción: Abel Murcia y Gerardo Beltrán

Anuncios