Propuesta

Atiende y verás cómo haremos
para recobrar ambos la paz:

Yo haré como que miro el reloj.
Tú harás como que sales por la puerta.
Sin embargo habrás en verdad salido
del cuarto fíjate.

Dará entonces la impresión
de que no vas a regresar y
dará además la casualidad
de que efectivamente no volverás

Así será como ni te sentirás
rechazado tú ni culpable yo.
Ni tú abatido ni yo aniquilado.

Esta es, permíteme observar,
la única forma posible y civilizada:
Nada hay más entristecedor
que un pelmazo herido y chico
me huelo que de un modo u otro
te las vas a apañar para darme el día.

Sergi Puertas

Anuncios