Ley

Se me cuenta, tenlo presente,
entre los teóricos y estudiosos
de la Ley del mínimo esfuerzo.

Hago lo imposible por no amanecer despierto.
Cocino solo lo justo para no morir desnutrido.
Adoro caer enfermo y guardar cama.
Guardo siempre el mismo compacto en la bandeja del CD
hasta aborrecerlo con tal de no cambiarlo.

Tanto respirar se me hace cuesta arriba.
Cada digestión es una faena.
Despegar los labios me agota.
Si camino, me asusto.
Correr jamás ha estado en mis planes:
Dejo escapar metros y autobuses
y que vayan con dios y que dios les bendiga.

La cocaína me da sueño.
Prefiero el picor a rascarme.
Y así sucesivamente
podría proseguir hasta el infinito
pero ahora no es el momento:
Si te hago confidencia de todo esto
es porque no quiero que te molestes
si de nuevo te pido:
Por favor, cariño: Tu arriba.

Sergi Puertas

Anuncios