Enseñanza

La enseñanza oficial
más adelante pude darme cuenta de ello
se reducía a aprender
una breve serie de ideas importantes
que a aquella edad a ninguno nos importaban
y una infinita serie de ideas estúpidas
que como loros patanes asimilamos espasmódicamente.

Todo esto por propia iniciativa -no oficial-
lo aprendí en años posteriores
al igual que tantas otras cosas absurdas e inútiles que
tampoco
me sirvieron
jamás
para nada.

Sergi Puertas

*

Anuncios