Retorno al amor

Cansada,
pesada de pasos firmes caminando en mi contra,
me solté el lazo y me detuve.
Incliné mi cabeza atestada de recuerdos,
de motivos sin motivo,
y sacudí mi lago más quieto.

Sudando temores,
mi piel se despertó,
y acariciada de espanto,
habité en la pausa.

Todo en mí se volvió lento,
el pasar de mi lengua por mis dientes,
el paseo risueño de mi aire
ayer frío,
hoy caliente.

Resuelta a demorarme en el camino,
me arranqué las dudas
y liviana me dejé llevar.

Silbada por la vida caminé en la noche,
desnudé con mis pies las piedras,
me mojé de lluvia.
Viaje de retorno,
cuánto me faltaste!
Encontrarlo ya no importa,
son estos pasos nuevos los que siempre me anduvieron.
Convertida en
mar,
rio,
viento,
Lo entendí:
Yo acá estoy… y acá jamás me quedo.

Manuela González

Anuncios